Rapé

El rapé juega un papel importante y útil entre las tribus indígenas de la Amazonía. Los chamanes han usado este medicamento ds de años. El rapé es especialmente usado durante las ceremonias con Yagé o Ayahuasca. Además de muchas otras indicaciones médicas, el rapé ayuda al acceso a los planos superiores de la propia conciencia y la consciencia universal. Activa los chakras, descalcificando la glándula pineal, purificando y desintoxicando. Muy efectivo para la sinusitis y la limpieza de los senos frontales, además de la rinitis y los dolores de cabeza. Es un armonizador energético. Los pensamientos inquietos de la mente son silenciados mientras que, a nivel físico, las toxinas se eliminan.

El rapé es el nombre que recibe en América del Sur las medicinas que toman la forma de un polvo muy fino, de la planta del tabaco que se aplica soplándolo a travé de un tubo de bambú o hueso pequeño por las fosas nasales. Cada pueblo indígena utiliza su propia mezcla de tabaco y las cenizas de ciertos árboles. Al igual que con cualquier otra medicina de planta, el chamán aconseja tomar el rapé con una intención clara.